paseos por meliquina

EN BUSCA DE LAS TRUCHAS

SNORQUEL EN EL RIO MELIQUINA
Una tarde de verano nos dejamos llevar por la corriente del río Meliquina buscando observar las truchas y conociendo el fondo de su lecho.

DESDE EL NACIMIENTO
Llegamos donde nace el río, debajo del puente; desde donde se accede a la Villa. Mi amigo y yo, nos colocamos  el snorkel y las patas de rana. La gente que disfrutaba del sol nos miraba extrañada. Me imagino se preguntaban: ¡que van a hacer estos locos! Caminando con dificultad hacia el agua, nos miramos y nos echamos  a reír.

LA CORRIENTE
La suave corriente nos iba deslizando por el curso del río. Fue asombroso ver por primera vez su lecho, con una nitidez y claridad total. Muchas veces viajaban con nosotros truchas de distintos tamaños que se observaban perfectamente.
Recorrimos sin darnos cuenta mas de 2 kilómetros río abajo, donde el continuo fluir de sus aguas y los pequeños rápidos nos regalaron una aventura para recordar.

EL BAILE DE LAS TRUCHAS
Al salir del agua, el sol comenzaba a esconderse en las montañas y mientras esperábamos secarnos, las pequeñas truchas saltaban contracorriente en búsqueda de los insectos que sobrevolaban la superficie del río, era un verdadero espectáculo.
Cautivados estabamos por su ¨baile¨  hasta que escuchamos el auto, eran nuestras mujeres, para llevarnos de regreso a la Villa.

Texto Damián Ugerman
Fotografías César A. Severa

About the author

Related Posts

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.