excursiones por meliquina

MOSQUEANDO CAMINO A LA PATAGONIA

¿Qué es ir de pesca? 

Es lo que muchas personas me preguntan… Disfrutar, es lo primero que se me viene a la mente.  Luego relajarse y sobre todo las cosas,  estar en contacto con la naturaleza.

Y otra pregunta que también se repite es: ¿no te da pena el pobre pescado?

El pescado, es una maravilla de la  propia y perfecta naturaleza, un animal tan pero tan atractivo, versátil e inteligente, que hace que siga con esta vida de pescador año tras año, tratando de descubrir su forma de actuar y de sobrevivir.

Por eso decimos que un pescador, no se define por la cantidad de peces que pueda atrapar, sino por su paciencia, su perseverancia y su estilo. Se define por el lugar que elije, por buscar siempre un desafío, por cumplir el sueño de ser uno mismo, en medio del paraíso de la Patagonia, buscando su premio… su recompensa en la inmensidad.

Un mundo maravilloso

Soy Braulio Gabriel Huarriz,  guía profesional del Parque Nacional Lanín, ubicado en nuestra Patagonia. Los invito a descubrir este mundo maravilloso, que para mí,  se transformó en un estilo de vida, el alma de mi espíritu, el momento en el cual me encuentro conmigo mismo.

¨Catch & Release¨

La pesca posee una faceta tremendamente  interesante, un punto que conlleva muchas discusiones. Este es el ¨Catch & Release¨, es decir captura y devolución.

Para mí,  es muy difícil de analizar ya que se trata de una filosofía,  más que una regla. No tiene norma, sino actitudes y principios. La plena satisfacción que se siente al devolver las piezas capturadas a su medio natural y el amor entrañable al entorno que lo rodea, hacen de este deporte un todo.

El encantamiento

Cuando ingreso a un ámbito de pesca, mi mente se deja llevar y mis sentidos se agudizan,  las sensaciones me invaden, cada detalle es sublime e irrepetible.

Me siento insignificante  en donde  la naturaleza lo ocupa todo, sólo soy un espectador, disfrutando el mejor de los cuadros.  Y es en ese momento,  donde de repente se quiebra el cuadro, aparece la protagonista: la trucha. Mi mosca logra entonces ejercer sobre ella un arte de magia: el encantamiento y allí es donde comienza a desatarse la lucha por su supervivencia.

La trucha, la presa más preciada y  deseada, finalmente llega a mis manos y se instala la disyuntiva en todo mi ser: devolver la pieza obtenida,  que tanta satisfacción me generó o sacrificarla para ser exhibida como trofeo en mi parrilla.

No voy a juzgar a quien quiera disfrutar con deleite sus capturas, pero sí les recomendaría que descubran y  lleguen a comprender: el difícil y arduo camino de supervivencia que enfrenta esta valiosa especie.

Por eso no puedo dejar que me invadan sentimientos de dolor, por ésta pérdida irrecuperable e  invalorable.

¿Un deporte?

Me pregunto entonces: ¿no será más que un deporte aquella habilidad que se va adquiriendo  y se  va amando en el transcurso de la vida? ¿No será sino un estilo de vida el hecho de ejercer ésta maravillosa actividad?

Pescar, no solamente es un deporte: es ser parte del mismo,  es cuidar la naturaleza. ¡El universo en donde vivimos! Es para reflexionar amigos.

 

Atte, los saluda

Braulio Gabriel Huarriz para Meliquina-Patagonia.com

Guía Profesional del Parque Nacional Lanín

About the author

Related Posts

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.